(Presidential Desk ) Mexico : la economía mexicana y de los servicios.

GUADALAJARA, Jal., 30 de enero de 2012

-INTERVENCIÓN: Muchas gracias nuevamente por estar con nosotros.

Señor Gobernador, Miguel.

Me uno plenamente a la felicitación externada por nuestro Presidente, por su nombramiento como Líder Global en este Foro tan importante en el mundo.

Sin embargo, yo quisiera con tratar, seguramente la traía usted en sus notas pero, platicar de dos temas.

Uno de ellos, el crecimiento de Estados Unidos, fundamentalmente, que es el que nos debe interesar más y el de Europa, y en función de las manufacturas y el impacto que puede tener ese bajo crecimiento en los Estados Unidos para nuestras exportaciones, y el fortalecimiento de este mercado interno. Y quisiera esto ligarlo con el sistema financiero.

Seguramente en las conclusiones de Davos quedó muy claro que el sistema financiero internacional, fundamentalmente por la tenencia de bonos soberanos de todos los países, intercambiados unos a otros, tienen primero que garantizarse sus balances, sus reservas y, por lo tanto, su capital.

En México tenemos un sistema saneado, un sistema, con las debidas reservas, quizás, hasta llegar a Basilea III, pero yo creo que lo preocupante es que debemos fortalecer más este mercado interno.

Este proyecto que están anunciando hoy es extraordinario para llevarnos hacia, precisamente, eso, para explotar las grandezas que podemos tener aquí y los elementos locales, para fortalecer este desarrollo interno del país.

Sin embargo, si no tenemos el apoyo, como lo hicieron algunos, de la sangre en el país, que es el sistema de pagos, que es el sistema de crédito.

No estoy diciendo que cambien las reglas, no estoy diciendo que se expropie la Banca, no estoy hablando de cosas de ese tipo.

Simplemente, el que debemos de tener todo el cuidado de, por lo menos, interiorizarnos de qué manera esa participación extranjera en nuestra Banca pueda tener repercusiones para que sus balances permanezcan inamovibles, lo cual quiere decir que no tomarán riesgos extras, que se quedarán muy satisfechos y contentos con que no les suba el agua más en Europa y que no les salgan más bonos de Grecia que la mitad.

Es más, ojalá, y aquel préstamo que nos hizo el Presidente Clinton de 50 mil millones de dólares, que lo tuvimos que pagar a dos años, pero con las cuentas congeladas, de las cuentas por cobrar de PEMEX y con un tipo de interés. Nos hubieran dicho paguen la mitad, pero, bueno.

Yo creo que esa reforma que se está pretendiendo hacer a la Banca de segundo piso, ahora tiene una actualidad de mayor importancia, ya que si la Banca por razones que nos quieran explicar no puede destinarle los recursos que requiere el crecimiento de México, por lo menos que tengan una garantía por parte de la Banca de segundo piso, a fin de que las cosas se puedan mover.

No quisiera extenderme más, señor Presidente.

-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Muy bien y te agradezco mucho.

-INTERVENCIÓN: Muchas gracias.

-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Si quieren de una vez desahogamos.

Acá vi otra mano que se había levantado. Adelante, por favor.

-INTERVENCIÓN: De la Cámara de Comercio en relación con las universidades.

Usted, el año pasado que estuvo aquí con nosotros, visitándonos, se acababa de publicitar el decreto donde se hacían deducibles las colegiaturas, tanto para la primaria, como para la secundaria y los estudios medios de los habitantes de México.

Yo le pediría que hiciera una ampliación de esto y que fueran deducibles, también, las colegiaturas que se pagan a nivel profesional y a nivel de maestría.

Esto qué nos ocasionaría.

Restaría más presión a las universidades públicas y aumentaría el nivel académico y de categoría de las universidades privadas.

Yo creo que el país crecería, resultaría muy beneficiado al hacer esto, y que las mismas empresas pudieran becar a los hijos de los trabajadores y de los obreros y de los empleados que tengan.

Creo que eso nos puede beneficiar mucho al país, y la cantidad que va a ser deducible, reduciría la cantidad de impuestos, no es muy significativa para el Gobierno Federal.

-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Muy bien.

Una tercera por acá.

Sí, adelante.

-INTERVENCIÓN: Señor Presidente.

Realmente estamos preocupados por el crecimiento de la economía informal, de la ilegalidad en este país. Y como compensación, como premio cada vez a los que pagamos impuestos, cada vez nos aprietan más.

Sentimos que algo tenemos que hacer, porque realmente no hay muchas puertas qué tocar.

Agradecemos el programa que, a través de Economía, se está haciendo para darnos la posibilidad a las micro y pequeñas empresas de obtener créditos, que realmente no son suficientes en relación a lo que aportamos a la economía del país.

Pero, por otro lado yo, también, concordando con lo que decía, José Luis, no hay que descartar la figura del encaje legal, señor Presidente.

Porque en los bancos únicamente nos están autorizando tarjetas de crédito y créditos a los trabajadores, que realmente no están generando absolutamente nada.

Gracias.

-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Gracias.

Primero. Un poco gracias por sus preguntas.

Ahorita checo el dato de crecimiento de Estados Unidos, pero lo que sí, José Luis, es que hay un dato muy revelador.

El miércoles, el Fondo Monetario Internacional, o el martes pasado, hizo un ajuste a la baja de la economía mundial de pronósticos de la economía mundial, pero hay un dato interesante.

En el caso de México y de Estados Unidos, el crecimiento del 2011, son los únicos países que no lo ajustó a la baja, sino a la alza.

El Fondo Monetario había calculado que íbamos a crecer 3.6 el año pasado, ahorita está calculando que cerramos el año como con 4.1. Yo creo que vamos a llegar como a cuatro, más bien, pero.

El único caso que ajusta a la alza, el crecimiento tanto de México como en Estados Unidos. El de Estados Unidos mucho más modesto, pero que crezca ya es, de veras, que qué bueno, para como están las cosas.

Y 2012 sí lo ajustaron a la baja, pero nuevamente, en el caso de México es el país de toda la muestra del Fondo Monetario que menos le reducen su crecimiento.

Aquí me está pasando Bruno el déficit de balanza, de cuenta corriente. De balanza comercial, es. Es un déficit de mil 100 millones de dólares, el más bajo que hayamos tenido desde que teníamos superávit después de la crisis del Tequila, aquella devaluación tremenda.

Es una cifra muy impactante, y un récord, también, en exportaciones, 350 mil millones de dólares, que reitera que México. Las exportaciones de manufactura de México, por ejemplo, son más grandes que las exportaciones de manufactura de todo el resto de los países de América Latina juntos, incluyendo Brasil.

Por eso, hay muchos intentos proteccionistas que no debemos perderlos de vista, pero que ojalá puedan inhibirse.

Por cierto, algo que decía Miguel Ángel, y no comenté, nosotros compartimos totalmente la idea de expandir nuestro comercio hacia el Sur.

Y por eso, tuvimos que librar una batalla verdaderamente campal en el Senado, porque ahí senadores del PRD y del PRI se oponían al acuerdo con Perú, que la verdad es una economía que está creciendo nueve, 10 por ciento al año. Nosotros ganamos con eso. No perdemos, ganamos. Es un mercado natural para nosotros.

Lo mismo lo hicimos con Colombia, también, y estamos hablando. Lo hicimos ya un Tratado de Libre Comercio con todo Centroamérica. Y ahora vamos a donde está el crecimiento en el mundo.

El crecimiento no está ahorita, por lo menos en estos años, ni en Europa, probablemente poco en Estados Unidos, en Japón también muy poco.

Dónde está el crecimiento.

Está en los países emergentes y crecientes de la Cuenca del Pacífico.

Y por eso hemos anunciado que vamos a negociar, que México pueda entrar al Acuerdo Transpacífico, a la Alianza Transpacífico. Y ya hemos creado, desde el
Guadalajara, Jalisco, 30 de enero del 2012.- El Presidente Calderón asistió a una comida con empresarios, donde explicó que la economía mexicana se encuentra en camino hacia convertirse en una economía que obtenga la mayor parte de sus ingresos del sector terciario (comercio y servicios), aunque su competitividad en manufactura se ha consolidado en los últimos años.

El Mandatario subrayó que en ello radica la relevancia de Ciudad Creativa Digital, que impulsará la innovación y donde se realizará, mayoritariamente, producción y postproducción cinematográfica y de videos. Confió en que las mejoras en la mano de obra, la creación de software y la fuerte inversión en educación, generen más oportunidades de crecimiento económico dinámico.
———————————————————————————————————————————————————-

lado de Latinoamérica, una Alianza del Pacífico con Chile, con Colombia, con Perú y con México.

Eso nos va a permitir engancharnos a la ola de crecimiento mundial de países que llevan tasas del ocho o nueve por ciento, y donde, por ciento, no está China. Tenemos un gran potencial ahí, en los países que están metidos en esa zona, Nueva Zelanda, Singapur, y otros más.

Decía el crecimiento. Qué está pasando con Europa, como bien decías, José Luis, Europa tiene un problema muy, muy grave.

Yo decía ahora en Davos, que tenemos una bomba de tiempo, la bomba de tiempo está en Europa y tenemos que desactivarla antes que estalle encima de todos.

Y cuál es el problema que pasó en Europa. Les pasó, toda proporción guardada, lo mismo que nos pasó a nosotros en México y en América Latina en los 70 y los 80.

Gobiernos, poco responsablemente se dedicaron a gastar más de lo que reingresaban, a generar déficit públicos, que con el tiempo se vuelven impagables.

Y dónde perdió Europa el camino, vamos a decirlo así. Lo perdió por ahí de 2004, 2005, en el momento en que decidieron violar la regla de oro que habían establecido para la creación del Euro. Dijeron: Vamos a poner una moneda común, pero que nadie pueda incurrir en un déficit mayor al tres por ciento del PIB.

Y de repente, empezaron a gastar con singular alegría. Grecia se fue al 14 por ciento del PIB de su déficit, pero también, muchos países, prácticamente, todos están arriba ya del tres por ciento.

Qué fue lo que pasó. Lo que nos pasó también a nosotros. Llega un momento en que cambian las condiciones de mercado, por alguna razón suben las tasas de interés, y eso lo saca de posibilidades de pago a los países, o llega un momento en que empiezan a vencerse, a llegar los vencimientos de deuda externa, y ya no pueden pagar, que es el caso que le pasó a Grecia.

Ahora, ahí hay dos tipos de problemas.

Uno, son los países que tienen problemas de liquidez; es decir, sí puedo pagar, pero no ahorita. Y otros son los países que tienen problema de insolvencia y definitivamente no pueden pagar.

Y ya hay que tratarlos a los dos así. Por ejemplo, si un país tiene problemas de liquidez, que es el caso, por ejemplo, de España o de Italia, lo que necesita es que le presten dinero urgentemente, pero sí tiene la capacidad económica de pagar eso con plazos distintos. Es un problema de financiamiento inmediato, de liquidez, de cash.

Pero si un país tiene problemas de insolvencia, como es el caso de Grecia, simple y sencillamente no puede pagar su deuda por más modalidades y moños que le pongan. Punto. Y ahí lo que hay que hacer es renegociar y rápido.

Que es justo lo que hicimos en México. Tuvimos tantas crisis en los 80 y 90 que ahora sí tenemos ejemplos para todo. En los 80 tuvimos crisis de insolvencia. Era tan grande la deuda externa que teníamos que no había manera de pagar, hasta que se renegoció a fines de los 90 con los Bonos Brady, se hizo una buena quita de la deuda y se pudo pagar.

En el 94-95, con la llamada Crisis del Tequila, qué fue.

Fue un problema de liquidez. Sí podíamos pagar, pero con la devaluación aquella no había manera. No había reservas en el Banco, era un relajo. Y teníamos que pedir prestado. Y fue cuando los americanos efectivamente intervinieron con sus 50 y tantos mil millones de dólares, nos prestaron y, efectivamente, al año, dos años pagamos hasta el último centavo y con intereses.

Europa tiene que hacer eso ahorita. Con Grecia, por ejemplo, tiene que renegociar su deuda sí o sí. Cada griego: niña, niño, adulto, mayor, menor, etcétera, debe como 32 mil euros de deuda, cada persona. Una familia debe, imaginen si fueran cuatro personas, 120 mil euros por familia. Estamos hablando de más de dos millones de pesos por familia. No se puede pagar, hombre.

Y ahí tiene que asumir su responsabilidad el que prestó, porque no me digas que no te das cuenta cuándo le estás prestando a alguien que tenga problemas. Y tiene que haber una renegociación a la buena o a la mala. Esa es la verdad.

A la buena es: Nos sentamos, renegociamos. Si en el mercado la deuda ya vale 30 centavos cada peso, eso es lo que vamos a cobrar, mi hermano. Y los 70 centavos los tendrá que perder el que los prestó. Y si es un Banco, el Banco tendrá que llevarlo a pérdidas. Y si quiebra el Banco por eso, mala tarde, compañero. Lo que hay que hacer es que no caiga ese Banco, y los gobiernos tienen que capitalizarlo para evitar que se pierda el sistema de pagos, pero no puede irse a las utilidades del Banco esa deuda. Es una pérdida. No es una utilidad.

Eso hay que hacer con los países que tienen insolvencia. Y con los que tienen liquidez, hay que prestarles de inmediato a través del Banco Europeo o hacer préstamos.

Cuál es el riesgo.

Que llevan dos años sabiendo esto y están regateándose unos a otros el apoyo.

Y lo que está pasando es que están convirtiendo problemas de liquidez en problemas de insolvencia, por ejemplo. Por ejemplo, Italia, tiene una deuda que es de más del 100 por ciento de su PIB, son como 120 por ciento, pero para que me salga el ejemplo, digamos que 100 por ciento del PIB.

Italia pagaba intereses al 2 por ciento, al 3 por ciento. Una deuda, así sea tan grande con una economía tan grande, que es de las más grandes del mundo, se puede pagar. Pero de repente le brincan las tasas de interés, empieza todo mundo a ponerse nervioso y se van las deudas al 7 o al 8 por ciento.

Quiere decir que en un año le crece el déficit a Italia, por el puro cambio de las tasas de interés 4 o 5 por ciento del PIB. Entonces ese problema de liquidez se vuelve un problema de insolvencia. No va a poder pagar Italia.

Por eso, urge que los europeos saquen la bazuca como dije en Davos, o el cañón, o la brecha cortafuego, digamos, el firewall.

Y qué es eso.

Que todos digan, y yo creo que digamos, porque incluso, nos conviene a nosotros, a través del Fondo Monetario, que haya un bombero enorme que diga: Italia va a pagar. Cálmate mercados, si Italia no paga, yo lo voy a apoyar, y todos tranquilos. Y eso empieza a desahogar las deudas.

Pero hay un gran titubeo y una enorme falta de liderazgo que está impidiendo eso.

En el caso de Estados Unidos, con todo y el problema de déficit que tienen, como ya están entrando mecanismos de ajuste a fuerzas de su déficit, porque si no se ponen de acuerdo le van a cortar al Ejército, presupuesto.

Y todo mundo dice: pero le están cortando. Ya se ve que tarde o temprano va a tener que construir una salida. Eso está haciendo, también, que se empiece a recuperar un poco la confianza ahí, y Estados Unidos ya empieza a registrar crecimiento.

El año pasado, con todo y los problemas, sigue creciendo. Se calcula que es 1.7 para el año pasado. Se calcula 2.2 para este año. Y esa es una buena noticia para México, la verdad; que Estados Unidos no esté en recesión y, que, incluso, siga creciendo, aunque sea al dos, para nosotros significa una gran oportunidad que no hay que desaprovechar.

Y, finalmente, contra el sistema financiero, como bien señalas José Luis, sí tenemos una gran solidez. Por ejemplo, Basilea recomienda, hasta hace unas semanas, el ocho por ciento de capital sobre activos en riesgo.

México tiene una capitalización del 16 por ciento en promedio, el doble de Basilea. Creo que Basilea ya lo subió como a 11, pero aun así estamos holgados, digamos, y tenemos una Banca que nos costó mucho dinero, y nos costó muchos dolores de cabeza, pero, finalmente, ya se capitalizó y tiene reglas muy claras, y eso nos da otra gran ventaja.

A través de la Banca hemos hecho, lo que tú sugieres atinadamente José Luis, que es. El Fondo PyME, como yo explicaba. Antes, el Gobierno Federal era chiquitito, sigue siendo chiquito para lo que necesitamos, desde luego, pero se repartía: te tocan de a 30 mil pesos por microempresa. Ni alcanzaba, ni servía.

Que es lo que hicimos.

Dejamos de darlo directamente como subsidio, y lo metimos a un fondo de garantías en Nacional Financiera, con lo cual los bancos privados y públicos pueden prestar a las empresas. No siempre, desde luego, alcanza el dinero para todo.

Pero el hecho es que, miren, vean la cifra. En cinco años, el crédito para PyMEs en el país pasó de 300 mil millones de pesos.

Cuánto es eso.

Es más de seis veces todo lo que se destinó a PyMES de crédito en el sexenio anterior, que además fue el más alto, por cierto, a PyMEs. Seis veces más, lo cual significa que, efectivamente, se ha apoyado a muchas empresas.

En Jalisco, por ejemplo, nada más, 34 mil pequeñas y medianas empresas han tenido acceso a crédito gracias, precisamente, al Fondo de Garantías PyME.

Ahora, en cuanto a lo señalaba don Carlos. Efectivamente, eso fue un tiro muy complicado, pero que nos echamos con plena convicción, que es hacer deducibles las colegiaturas de los niños, hasta el nivel de prepa, hasta los jóvenes.

Por qué razón.

Porque yo creo que muchas medidas que hemos tomado en la crisis han sido especialmente para los sectores más desfavorecidos, los más pobres del país. Pero no ha habido en México, desde hace mucho tiempo, una medida específica para sectores clase media y clase media baja, que tienen un gasto importante, precisamente, en la educación y que no tienen ninguna ayuda.

La verdad es que esas devoluciones que se van a aparecer en las declaraciones fiscales de este mes de abril van a ser un gran alivio para miles y miles de padres de familia.

Ahora, no lo podemos hacer a las universidades.

Primero. Por un tema de montos, porque es imposible, el costo universitario es muchísimo mayor.

Y segundo. Porque ahí sí se presenta un problema que es cada vez más regresivo. Es un universo todavía muy pequeño.

Qué es lo que estamos haciendo con las universidades.

Y tercero. Porque presenta un problema político de dimensiones colosales. Vean lo que está pasando, por ejemplo, en Chile.

Ahí el debate es que se dan créditos educativos, los llamados bauche, para que pueda cada estudiante irse a una universidad privada. Es un sistema interesante, la verdad es que habrá que analizarlo.

Pero, la verdad, genera una polémica brutal, sobre todo en México, donde la prioridad es financiar la educación pública, y con una presión y una demanda enorme. Vean el caso, aquí, no tiene caso aquí, en Jalisco, pero es un tema que tiene una dimensión enorme.

Qué estamos haciendo para apoyar este sector.

Sin necesidad de erogar un solo centavo fiscal. Yo anuncié hace 15 días en Monterrey un programa, mediante el cual, el estudiante de las universidades que se afilie, y aquí invito a las universidades privadas de Jalisco, puede obtener un crédito que, no me acuerdo la cifra, pero son más o menos, como 250 mil pesos para pagar su universidad.

Un crédito que tiene seis años de plazo de gracia, es decir, no empieza a pagar más que al quinto año y medio, cuando termina, y tiene 15 años de plazo para pagar, a una tasa del diez por ciento, lo cual va a permitir un financiamiento a la educación sin que haya una erogación de fondos fiscales al Gobierno. A mí me parece un excelente programa.

Además, vamos, este año, a ampliar becas para jóvenes de escasos recursos en universidades y escuelas, preparatorias, para ayudarse, por lo menos, con el camión, con el Internet, con los libros.

Estamos hablando, por lo menos, de medias becas, de un millón de medias becas, para otro tanto número de jóvenes, con lo cual construimos nuevamente la formación de tejido social.

Y, finalmente, el tema de la ilegalidad, lo compartimos totalmente.

Aquí hemos trabajado muy, muy fuerte con la Cámara de Comercio. La Procuraduría, por ejemplo, ha hecho decomisos sin precedentes en términos de piratería y contrabando, con operativos, incluso muy riesgosos, tanto en México, en Tepito, por ejemplo, como aquí, en Guadalajara, en el, cómo se llama, ahí mero, que ha sido bien complicado.

La verdad, es que no es, no es sencillo para nadie hacer operativos, que además no se hacían, y ustedes lo saben. La verdad, es que estamos haciendo un esfuerzo enorme para ello.

Y por otro lado estamos ampliando la base de contribuyentes. Cuando yo entré a la Presidencia, había más o menos 17 millones de contribuyentes entregando impuesto sobre la renta. Ahorita ya hay 32 millones de contribuyentes. Es decir, hemos hecho un esfuerzo enorme de recaudación que va funcionando.

Y de hecho, hay otras medidas, como el impuesto en efectivo que, efectivamente, corta liquidez a muchos. Pero, quien está formal y quien paga impuestos o los declara, retira la retención del impuesto en efectivo, y quien está informal lo pierde totalmente, que es un poco la mecánica para capturar ese tema.

Finalmente, el encaje legal, yo le veo un problema. El encaje legal le aumenta el costo crediticio a los bancos y, de hecho, hace que ese costo se lo trasladen al usuario, al usuario final.

También, algo mencionaba de los préstamos a los trabajadores. La verdad, tenemos un instrumento que ha sido utilizado muy poco, y que es el FONACOT.

El FONACOT, la verdad tiene condiciones crediticias para los trabajadores, que se pueden hacer a través de descuentos en nómina, y que hasta ahora está empezando a agarrar fuerza y velocidad. Y, la verdad, es un gran instrumento. Yo creo que no hemos aprovechado debidamente y hay que hacerlo.

En El Buen Fin, por cierto, que nos acaban de pasar las cifras. No las tengo. Jorge, yo no sé si las tengas, pero El Buen Fin, finalmente, que hicimos en noviembre, con las Cámaras de Comercio, impactó notablemente las ventas sin dañar las ventas de diciembre.

Y eso nos dio un empujón enorme en el crecimiento de la economía del mes de noviembre que, ojalá, repercuta positivamente. Yo creo que son el tipo de medidas que debemos de tomar para estimular el mercado interno que, también, mencionaba, José Luis.

Qué estimula el mercado interno.

El gasto en infraestructura que hemos hecho. Hemos aumentado el gasto en infraestructura, de 3 al 5 por ciento del PIB.

Aquí, tenemos obras importantes; el propio Periférico de Guadalajara, la nueva obra de Tepic hacia Vallarta, el manejo de varias carreteras.

Estamos puestos en lo del tren, por cierto, a los Altos y a Aguascalientes. Ahí el problema de la concesionaria, la obra de La Yesca, La Presa.

Sí, hay muchísimo de infraestructura. Estamos ampliando la Carretera a Colima, el nuevo Puerto y la Regasificadora de Manzanillo, por ejemplo; la ampliación del Puerto de Lázaro Cárdenas, la ampliación de Manzanillo. En fin. Entonces, es infraestructura.

Dos. Vivienda. Como ustedes saben, nosotros creamos el Programa de Tú Casa, que le da el anticipo, casi 50 mil pesos en promedio a un trabajador para poder entrar al mercado de crédito.

INFONAVIT, por ejemplo, el año pasado, ya otorgó más de medio millón de créditos en un año. Para que se den una idea, el INFONAVIT se tardó casi 25 años en dar su primer millón de crédito. Nosotros vamos a dar, creo, que tres millones, tres millones de créditos en este sexenio, a través del INFONAVIT. En fin.

Y otro que estimula la demanda interna es la confianza del consumidor, que es lo que, creo, está mucho más dañado.

No hay, digamos, si el consumidor no consume, como yo decía, pospone sus decisiones indefinidamente.

Y es un poco en un ambiente muy hostil, todo el día de malas noticias, todo está mal, como decía aquél personaje de la tele: nada les gusta, todo les molesta, todo está malhecho.

Eso va a generando, también, un consumidor que no genera esperanza.

Y si alguien tiene ya hijos adolescentes y duermen tres en el mismo cuarto, o dos, y ya quiere una casa donde cada quien pueda dormir en su cuarto, y puede, y tiene crédito, y tiene ingreso, pero si no tiene confianza, no compra esa casa.

Si alguien le prometió un coche a la señora, etcétera, etcétera, etcétera, y hay crédito, ya no paga tenencia, tiene la lana, si no tiene confianza, no va a comprar ese coche.

Y el que tiene un tallercito, que está vendiendo a todo lo que da, camisetas de Las Chivas, y le va a bien al equipo, etcétera, o bueno, del Atlas, Beto, ni modo. Ya de la Autónoma no digo nada. Ya no compra la maquinita de coser aparte.

Entonces, recuperar la confianza del consumidor, pienso, que es lo que nos puede dar. Y aparte, el darle espacio a nuevos sectores que crecen rápidamente.

El sector que va a crecer rápidamente es éste: el sector de tecnología, el sector de creatividad digital, el sector de computadoras, el sector de tecnologías de la información, y eso es lo que va a tener Guadalajara.

A mí me apena, bueno, con mucho gusto ya una última. Ya estoy bien fuera de tiempo, pero tratándose de usted, con muchísimo gusto.

-INTERVENCIÓN: Obtenemos recursos los agricultores para darles azúcar mientras llega la floración, está desquiciado el campo. Usted lo sabe.

Entonces, me gustaría saber y el campo qué. Es mi pregunta: Y el campo qué.

-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: México tiene, yo creo que de los subsidios más importantes en términos per cápita para el campo. Tenemos programas que van, prácticamente, a lo largo de toda la cadena.

El PROCAMPO, por ejemplo, es un programa social que tiene un gran impacto en agricultores, sobre todo en agricultores pobres, pero, también, beneficia hasta quien tiene hasta, más o menos, 80 hectáreas. La verdad es que es bastante.

El PROGAN, por ejemplo, es un programa muy fuerte para el campo.

La Financiera Rural, por ejemplo, es la primera reestructura que hacemos para darle probabilidades de crédito al campo. No ha aterrizado todavía, pero es una parte muy buena.

No sé de qué tamaño sea su industria.

Pero, por ejemplo, en pequeñas industrias, incluyendo las de miel, lo que está haciendo proyectos productivos que tiene Agricultura, proyectos productivos que tiene Reforma Agraria y proyectos productivos que tiene FONAES, proyectos productivos que tiene SEDESOL, todas esas dependencias están vinculadas y han permitido, verdaderamente, un gran desarrollo para ello.

Yo no conozco mucho de la industria de la miel de abeja, pero, la verdad, es que en el caso concreto proyectos de los paquetes de activos que otorga agricultura, a través de los gobiernos estatales, son proyectos que han ayudado a muchos productores, o agroproductores en el campo a salir adelante. La agricultura protegida, por ejemplo.

El Gobierno ha llegado a pagar hasta el 30 y en algunos casos hasta el 50 por ciento de un invernadero, que es algo enorme y que está realmente transformando muchísimas cosas.

Tenemos un problema de sequía ahora muy grave, ciertamente. Pero, también, en eso lo que hemos hecho.

No, muchas gracias, en verdad.

No, es que no dice de qué es, compañero.

Qué es lo creció 17 por ciento.

Perdón. Es que no decía.

El Programa contra la Sequía, concretamente, lo que estamos haciendo es. Estamos haciendo un programa, primero, para garantizar el agua potable para la gente y las comunidades.

Segundo. Para remover, para remozar todos los pozos que podamos en comunidades rurales y poner el máximo de la tubería que se pueda.

Combinados ante el sector productivo y el consumo humano, estamos financiando todas las obras de rehabilitación de canales de riego, de encementación de canales, de tecnificación de riesgo, precisamente, para ahorrar consumo de agua e incrementar el valor productivo.

Y estamos financiando, también, en aquellos lugares de extrema sequía, el poder trasladar la siembra de productos hacia otros insumos que sean menos demandantes de agua.

Es un programa, el más grande de la historia de México. Es un programa de 34 mil millones de pesos que, evidentemente, va a permitir paliar de una manera sustancial los efectos, en el campo, de la sequía, que yo creo que es un problema para todos evidente. Y de una manera muy importante, priorizando la parte humana.

Vamos a hacer un esfuerzo tal, que toda gente en el campo va a tener agua y va a tener comida, porque mucha de esa gente en el campo vive más bien de autoconsumo, siembra para comer.

Y lo que tenemos que hacer es, con un problema como ese, vamos a garantizarle que tenga el factor nutricional, los elementos necesarios para poder hacerlo.

Pero si me permite, yo con mucho gusto le mando una nota de lo que sus paisanos, tanto Alberto Cárdenas, aquí presente, como ahora Francisco Mayorga, están haciendo y están haciendo muy bien, lo han hecho muy bien, que es el mayor apoyo que se haya detenido en la historia de México para el campo.

A lo mejor, como bien decía Miguel, debemos hablar más de esos temas y quizá es culpa nuestra no darle la visibilidad a nuestros propios programas. Pero son, obviamente, preguntas como las de usted, lo que nos permite abundar en estos temas.

Ahora sí, ya me tengo que ir.

Tengo un evento, y les agradezco muchísimo su atención.

Perdón, Bruno. La verdad, son muy buenos datos, me los pasó el Secretario de Economía, Bruno Ferrari, que siempre tan atinadamente está sobre los temas. Se los voy a pasar, para que no se queden aquí, en las tarjetas.

En noviembre hubo un incremento en ventas de 106 mil millones de pesos, contra noviembre del año anterior, imagino.

La economía de Estados Unidos en 2011 creció 1.7, y se espera 2.2 para el 2012; y en el trimestre octubre-diciembre, las ventas crecieron 17 por ciento, que es un crecimiento récord. Es todo.

Gracias, Secretario, por tan valiosa información. Gracias.